Actualmente se está analizando una ruta marítima de cabotaje entre el puerto de Veracruz y Progreso en Yucatán, lo que representaría un factor importante para el mercado interno y el índice de desempeño logístico del país, además de una importante apuesta marítima para el impulso de la actividad portuaria.